Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , ,

¿Os ha pasado alguna vez eso de escuchar una canción que os encanta y no parar hasta aborrecerla? Me pasa lo mismo con la comida.

Hace tiempo que vengo cocinando spaghetti de calabacín, ¿que cómo? con un cachivache llamado “spiralizer” que descubrí hace bastante tiempo. Es una mandolina en forma de cono (hay más modelos, el mío es un cono) que te corta la verdura en tiras.

La verdad es que hago estos spaghetti de calabacín en repetidas ocasiones y cada vez cambio la estrategia según la inspiración y lo lleno que esté el frigorífico. Estos que os enseño son con sweet potato (batata), tomate frito y albahaca a grandes rasgos pero os especifico por si queréis hacerlo algún día:

Ingredientes:

-Un trozo de puerro

-Una cebolla pequeña

-Un diente de ajo no muy grande

-Un calabacín

-Una batata (sweet potato)

-Dos tomates maduros

-Aceite de oliva, sal, azúcar, pimienta negra, pimentón dulce (opcional), perejil, albahaca, almendras (opcional) y hambre.

Y no se te olvide el Spiralizer que cuesta ná y menos en Amazon.

Elaboración:

-Precalienta el horno a 160 grados. Lava una batata (o media dependiendo del tamaño) y córtala a cuadrados. Ponla en un cuenco y añádele sal, aceite, pimentón dulce, pimienta negra y perejil. Remuévela para que coja todo el sabor del mejunje. Ponla en el horno y déjala unos 20-25 minutos.

Mientras tanto:

-En la sartén sofreímos a fuego medio un trozo de puerro (como unos tres o cuatro dedos), una cebolla pequeña y un diente de ajo no muy grande.

-Pasamos el calabacín (con cáscara o sin ella, como más te guste) por el Spiralizer y lo echamos a la sartén con el puerro, la cebolla y el ajo. Lo ponemos a fuego medio y añadimos un poco de aceite si es necesario. Coge un pellizco de sal y espárcelo por encima. Remueve y déjalo cocinarse a fuego medio.

Para el tomate frito natural:

-En un cazo pequeño ponemos un chorro generoso de aceite de oliva y añadimos dos tomates maduros cortados en trozos pequeños. Los ponemos a fuego medio  y dejamos que se frían. Cuando estén casi desechos, añade una pizca de azúcar y déjalos a fuego muy bajito.

-Retiramos del fuego y lo ponemos en la batidora. Añadimos una pizca de sal, pimienta negra, albahaca y dos almendras crudas machacadas (opcional). Un chorreón de aceite y otro de agua. Batimos y listo. ¡Tomate!

RECUERDA: ¡no olvides sacar la batata del horno!

Monta el plato:

-En un plato, colocamos los spaghetti (sé un poquito curioso con la presentación y ponlo bonito) y añadimos unos cuantos trozos de batata colocados con un mijilla de arte por encima. Añade también el tomate frito natural y un poco de albahaca si quieres. ¡Listo!

¡Ah! Y un poco de queso, que ¿sabéis qué? El queso que aparece en la foto también lo he elaborado yo. Pero eso os lo cuento otro día.

¡Buen provecho!

_20160427_102316

Anuncios