Etiquetas

, , , , , , , ,

  
¡Feliz lunes a todo el mundo! Aquellos que estéis de vacaciones en la playa, qué envidia me dais, y los que seguís aún trabajando, sólo os doy ánimos y deciros que ¡ya os queda poco para iros vosotros también!

En fin, en el post de hoy os vengo a hablar de mi rutina de limpieza diaria. Cierto es que hasta que damos con “ese” producto que nos va estupendamente, tenemos que probar antes mucha morralla para ver que no todos los productos son iguales ni todos nos van bien. 

Yo, a día de hoy y con las características que tiene mi piel hoy en día, puedo decir que he encontrado lo que de momento me está yendo de perlas finas filipinas: la línea de Avène. 

Esta línea de cuidado facial la conocí hace relativamente pocos meses buscando reviews sobre buenos limpiadores faciales, porque la verdad, ya estaba harta de irme a uno y otro que decían ser para pieles grasas y nothing of nothing. Así que me animé a probarla y creo que es obvio que me encantó el resultado o no estaría escribiendo este post ni tampoco la tendría casi gastada.   


Bueno, también complemento mi opinión respecto a este limpiador que a las pocas semanas acudí al dermatólogo y textualemente fue así:
MP.- Estoy usando este limpiador facial

Dermatólogo.- Me encanta, me encanta, sigue utilizándolo. 

Para qué deciros más, ¿no?

Al salir de la consulta caí en la cuenta de que este hombre no había hablado nada sobre hidratación ni leches. Deducí que por hombre que era, no se echaba cremas y fui entonces por mi cuenta en busca de una buena hidratante que me vinienese bien para mi piel grasa. Me dieron varias muestras pero ninguna me convenció del todo hasta que decidí no salirme de la línea y probar esta hidratante de Avène. 

  
El caso es que hasta ahora me va estupendamente y lo mismo cuando se me gaste pues quizá pruebe otra, por eso de que las pieles se acostumbran a las cremas y hay que cambiarlas de vez en cuando. 

El mismo día que me dieron las muestras de varias hidratantes, también me fui a casa con una muestra de una protectora de Avène en emulsión que no me dejaba la piel grasosa ni nada por el estilo y que posteriormente compré. Así, tirando la casa por la ventana y empezando una vida cutánea nueva. Como la que renueva el armario, oye. 

  
Por último, os digo que este finde pasado fui a renovar el agua micelar de Bioderma para pieles grasas, que me iba bastante bien, y encontré la de Avène, más grande y en una promoción de 9’90€, así que me vino estupendamente y me dije, “po mira, sí. La voy a probar”. Y me encanta el resultado. Os animo a probarla porque limpia suuuuper bien. 

  
Y bien señoras y señores, esta es mi rutina diaria especial para pieles grasas. Ni que decir tiene que os animo encarecidamente a probar esta línea de Avène si tenéis la piel grasa y no sabéis muy bien por dónde empezar. 

¿Usáis vosotras otras marcas que yo no conozca y que os vayan bien para la piel grasa? Dejádmelo en comentarios y gracias por leerme!! Besotes!!

Anuncios