Sí, nos vamos a hartar de papas fritas con menos de la mitad de calorías que las normales. Y es que cuando el pantalón aprieta por los lados hay que dejarse venir, las cosas como son. 

Este post no es una receta extensa, es más bien un tip, un secreto, un “trucodelaRmendruco”. Ahí va: 

Ingredientes 

-Una papa o dos o tres (según comensales) 

-Aceite

-Sal 

1. Lavamos y pelamos la/s patata y la cortamos a tiras. 

2. Las enjuagamos y las secamos un poco con un papel de cocina. Como dándoles toques por encima. 

3. En una bandeja de horno colocamos papel vegetal o papel de horno y ponemos encima las patatas bien extendidas a modo de manta procurando que no se amontonen. Si tienes muchas papas y se amontonan puedes hacerlo en dos o tres veces o tendrás que removerlas cada cierto tiempo mientras se cocinan en el horno. 

4. Añadimos sal por encima de las patatas y aceite de oliva, como tres o cuatro cucharadas o un chorrito por toda la bandeja. 

5. Ponemos en el horno PRECALENTADO previamente a 220° durante 20-25 minutos aproximadamente (según el horno también). 

A COMER!! 

 
He de decir que están riquísimas y ya os habéis dado cuenta que cuatro cucharadas de aceite de oliva para todas las patatas no pueden competir con una freidora llena de aceite caliente… ¿Quién se apunta a las papas fritas healthy? Un besote y gracias por leerme! 

Anuncios