Etiquetas

, , , , , ,

¡Buenos días!¡Feliz y caluroso martes a todo el mundo! Como os dije en el post anterior, hoy tocaba receta, un poco más elaborada pero igualmente sencilla. Vamos a ello! 

Ingredientes 

-500gr de pechuga de pollo cortada diagonalmente o a trozos grandes

-Medio pimiento rojo troceado

-Media cebolla grandecita troceada

-Una lata de tomates enteros pelados

-Medio vaso de vino blanco

-Pan rallado

-Queso en polvo (lo ideal es queso parmesano pero yo no lo encontré y me traje grana padano)

-Albahaca (mejor fresca) 

-Pimienta negra molida 

Aceite y sal 

  
1. Echamos aceite en la sartén para que se caliente. Mientras tanto, salpimentamos el pollo.

2. Ponemos el pollo y dejamos que se dore. Que coja colorcito, 1′ o 1’30” por cada lado aprox.   

 
3. Retiramos el pollo a un plato y echamos en la sartén la cebolla y el pimiento. Lo dejamos durante dos minutos a fuego máximo. Mientras tanto, con un tenedor machacamos el tomate para dejarlo un poco triturado.  

    

4. Añadimos el tomate, el pollo y el vino blanco. Agregamos la albahaca y más sal y pimienta. Removemos y dejamos durante un minuto a fuego máximo. A continuación, lo bajamos a fuego medio y lo dejamos cocer hasta que se reduzca un poco el vino.    

 

5. Previamente calentado el horno a 200º, en una fuente apta para horno colocamos nuestro pollo rodeado de la guarnición y espolvoreamos por encima del pollo pan rallado y el queso. Metemos en el horno durante 10-15 minutos (yo debería haberlo dejado 15′ porque ya veis que mucho no se doró el queso)  

¡Y ya está listo para servir!  (Parece que no ha cambiado nada de la foto anterior a esta, pero os digo que el queso estaba gratinadito, un poquito) 
Espero que os haya gustado la receta de hoy y contadme si la hacéis. Nos vemos en el siguiente post, ¡un besote y gracias por leerme! 
 

  
                 

Anuncios