Etiquetas

, , , ,

¡Hola a todas y todos! He querido hoy abrir esta entrada para mostraros un desayuno al que yo recurro muy a menudo.

Por una parte, sé de algunos/as que podrán decir que esto es una mamarrachada y que no hay mejor cosa que un café con tostadas. Y no se lo discuto, yo pienso lo mismo. El inconveniente está en que la gente no cuenta con el factor PIBÓN. Este factor que yo misma he bautizado con mi apellido artístico supone un continuo pensamiento gordil que muchas/os tenemos, y no es ni más ni menos que nos gusta comer más que nada en el mundo. De esta manera, yo viviría a base de tostadas, y con esto quiero decir que me como dos tostadas y no me como cinco por vergüenza, por lo que tengo que recurrir a estos desayunos para darle un respiro de pan a mi cuerpo serrano.

Dicho esto y habiendo explicado el tema, os cuento.

Hace cosa así de un año que me aficioné a tomar muesli por las mañanas y la verdad es que cada vez estoy conociendo más alternativas que voy comprando cuando me place. Mi último descubrimiento es el muesli que veis en la foto, que trae avena y trocitos de fresa y está suuuuuuper dulce!! Lo encontré en el supermercado de El Corte Inglés y el paquete creo que me costó alrededor de dos euros y pico con 500gr aproximadamente. Lo bueno es que como yo lo tomo día si y día no, me cunde más.

Hace más tiempo que soy fan del té verde por sus propiedades antioxidantes y porque es una buena forma de beber agua sin apenas darte cuenta (a mí, que se me olvida beber durante el día. Estoy trabajando en ello). Este es té verde extrapuro, pero he probado con limón y sin duda alguna el que más me gusta es el té verde con menta, love it!!
IMG_0275

Esto sí que es condición sine qua non en mis desayunos: un plátano. Yo soy fanática de esta fruta y de muchas otras, pero a esta le tengo un cariño especial, no sé por qué. El caso, siempre han dicho que si el plátano engorda mucho, que si patatín que si patatán. Yo, como buena hipotiroidea, mi culo retiene toda comida aunque tenga calorías negativas, por lo que siempre tengo que “medir” un poco lo que como porque mi cuerpo es una esponja sin complejos. En fin, buscando excusas para comer plátanos, y quien busca, halla, leí que además de su rico contenido en potasio (cosa que todo el mundo sabe) daba mucha energía antes de hacer ejercicio e incluso que “un plátano al día aleja del médico”. No me hicieron falta más recomendaciones y desde ese día religiosamente me tomo mi plátano en el desayuno para enfrentarme a mi día de apuntes, ordenador y faenas varias con otra cara y otro cuerpo.
IMG_0276Como veis, el plátano lo troceo para comérmelo junto con el muesli que he calentado en leche previamente y como guinda del pastel, una buena ración de canela y ¡ya está listo nuestro desayuno!

Contadme qué desayunáis vosotras para tener más ideas en este momento del día que tanto adoro. ¡Gracias por vuestros comentarios!

Anuncios