Today on Pibonchef: Spaghetti de calabacín con sweet potato.

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , ,

¿Os ha pasado alguna vez eso de escuchar una canción que os encanta y no parar hasta aborrecerla? Me pasa lo mismo con la comida.

Hace tiempo que vengo cocinando spaghetti de calabacín, ¿que cómo? con un cachivache llamado “spiralizer” que descubrí hace bastante tiempo. Es una mandolina en forma de cono (hay más modelos, el mío es un cono) que te corta la verdura en tiras.

La verdad es que hago estos spaghetti de calabacín en repetidas ocasiones y cada vez cambio la estrategia según la inspiración y lo lleno que esté el frigorífico. Estos que os enseño son con sweet potato (batata), tomate frito y albahaca a grandes rasgos pero os especifico por si queréis hacerlo algún día:

Ingredientes:

-Un trozo de puerro

-Una cebolla pequeña

-Un diente de ajo no muy grande

-Un calabacín

-Una batata (sweet potato)

-Dos tomates maduros

-Aceite de oliva, sal, azúcar, pimienta negra, pimentón dulce (opcional), perejil, albahaca, almendras (opcional) y hambre.

Y no se te olvide el Spiralizer que cuesta ná y menos en Amazon.

Elaboración:

-Precalienta el horno a 160 grados. Lava una batata (o media dependiendo del tamaño) y córtala a cuadrados. Ponla en un cuenco y añádele sal, aceite, pimentón dulce, pimienta negra y perejil. Remuévela para que coja todo el sabor del mejunje. Ponla en el horno y déjala unos 20-25 minutos.

Mientras tanto:

-En la sartén sofreímos a fuego medio un trozo de puerro (como unos tres o cuatro dedos), una cebolla pequeña y un diente de ajo no muy grande.

-Pasamos el calabacín (con cáscara o sin ella, como más te guste) por el Spiralizer y lo echamos a la sartén con el puerro, la cebolla y el ajo. Lo ponemos a fuego medio y añadimos un poco de aceite si es necesario. Coge un pellizco de sal y espárcelo por encima. Remueve y déjalo cocinarse a fuego medio.

Para el tomate frito natural:

-En un cazo pequeño ponemos un chorro generoso de aceite de oliva y añadimos dos tomates maduros cortados en trozos pequeños. Los ponemos a fuego medio  y dejamos que se frían. Cuando estén casi desechos, añade una pizca de azúcar y déjalos a fuego muy bajito.

-Retiramos del fuego y lo ponemos en la batidora. Añadimos una pizca de sal, pimienta negra, albahaca y dos almendras crudas machacadas (opcional). Un chorreón de aceite y otro de agua. Batimos y listo. ¡Tomate!

RECUERDA: ¡no olvides sacar la batata del horno!

Monta el plato:

-En un plato, colocamos los spaghetti (sé un poquito curioso con la presentación y ponlo bonito) y añadimos unos cuantos trozos de batata colocados con un mijilla de arte por encima. Añade también el tomate frito natural y un poco de albahaca si quieres. ¡Listo!

¡Ah! Y un poco de queso, que ¿sabéis qué? El queso que aparece en la foto también lo he elaborado yo. Pero eso os lo cuento otro día.

¡Buen provecho!

_20160427_102316

EL CAMBIO ESTÁ EN TI

Etiquetas

, , , , , ,

Cada Enero veo en vuestros muros de Facebook eso de “a ver si este año va todo mejor” “espero que este sea mi año” etc. ¿Perdona?¿Cómo que “a ver si” y “espero”? Este va a ser tu año si TÚ quieres que lo sea.
 
Nos pasamos la vida esperando nuestra oportunidad, esperando ese día en el que recibamos lo que merecemos, ese día en el que de verdad reconozcan lo que hacemos, esperando que un día nos den nuestro sitio porque oye, ya me toca, ¿no? Ya vale de que a los demás les pasen cosas buenas y a mí no, ya vale de que a este lo contraten porque es fulano, porque ha tenido más oportunidades y recursos que yo, ay que ver pobrecito/a de mí que no tengo recursos, etc.
 
Recursos no tienen en Somalia, tú lo que tienes son unos huevos mu gordos que no te dejan levantarte del sofá. (Con perdón)
 
Anoche precisamente le decía algo parecido a una chica (no lo de los huevos gordos, sino la esencia del discurso) que estaba un poco harta de su situación actual y que necesitaba un cambio.Si quieres cambiar, lo vas a conseguir, por supuesto, porque ya TÚ estás más cerca del cambio que quien ni siquiera se plantea cambiar. Por eso, primero tienes que empezar por ti. TÚ eres la única responsable de tu cambio, si quieres distintos resultados, cambia el plan. Pero lo tienes que hacer TÚ.
 
Te digo a ti que estás leyendo esto, que si quieres empezar cosas nuevas, tienes que tener la predisposición de ir a por ellas. Nadie te va a dar nada si tú no vas a buscarlo, no puedes quedarte parado a que te reconozcan, a que te llegue la oportunidad porque crees que es lo que mereces, porque te has sacado nosecuántos títulos y nadie los valora. Porque yo también los tengo y llevan en un cajón muchísimo tiempo.
 
Por favor, ¿quieres de una vez plantear que ahora que no tienes NADA es cuando puedes optar a TODO?
 
.-¿Por qué te empecinas en seguir una ruta que a lo mejor ni siquiera te gusta?
.-“Es que es lo que he estudiado”
.-VALE. Y QUÉ. ¿Es que tienes que dedicarte a lo que has estudiado porque sí?
.-“Es que me gusta”
.-Muy bien, ¿pero te apasiona?¿Piensas que podrías estar toda tu vida dedicándote a ello y levantándote por las mañanas para hacer eso?¿O simplemente te estás conformando?
 
¿Te has preguntado alguna vez qué es lo que quieres?¿Cuáles son tus prioridades?¿Estás cerca de conseguir eso que deseas o estás haciendo algo para estarlo?
 
Ya sé que conocerse a uno mismo cuesta trabajo e incluso da pereza, porque nadie quiere pararse a dedicarse un tiempo. Nos han enseñado a producir, producir y producir sin preguntarnos siquiera si nos gusta lo que estamos produciendo.
Conocerse duele pero es maravilloso. Y te lo digo porque lo hago constantemente. ¿Sabes lo que es descubrirse a uno mismo, saber qué quieres y por qué quieres pelear? La satisfacción de poder contestar a esa maldita pregunta de “¿sabes lo que quieres?” es brutal, en serio.
 
No te va a ser fácil.
 
Te animo a que te pares, te dediques un tiempo y dejes de hacer cosas que realmente no te llevan a ningún sitio, y menos te acercan a tu felicidad. Pregúntate. Ten paciencia y sobre todo, si descubres lo que realmente quieres, lucha

_20160317_093523

Today on Pibonchef: Winter Salad

Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , ,

Hola a todo el mundo! Creo que ya era hora de dejar de compartir lo que como y lo que dejo de comer en Instagram y poneros alguna recetilla que se me está ocurriendo últimamente. Al oír “ensalada” entra como frío por el cuerpo al pensar que son alimentos fríos y que más que otra cosa, refrescan y sientan muy bien en épocas de calor. Lejos de esa concepción, esta ensalada mezcla elementos fríos y templados, y así la he convertido en “Ensalada de invierno”, un genio que soy, ¿eh?. Es muy fácil, ya veréis que con tres truquitos y un poco de imaginación podéis hacer platos bien bonitos y ricos.

Ingredientes:

1 taza de espinacas frescas

1 tomate natural

1 batata/sweet potato mediana

½ cebolla

½ aguacate

3 cucharadas soperas de quinoa

1 huevo

Mix de semillas

Preparación:

La verdad es que este plato no tiene mucho misterio:

1.Pon en el plato la taza de espinacas frescas (bien colocadito que queremos que quede mono)

2.Corta el tomate en gajos y coloca estos a gusto.

3.Mientras tanto, ve cociendo la quinoa  y pon en el horno precalentado a 200º las batatas cortada en tiras y la cebolla en juliana durante 20 min (aunque también puedes ponerlas en el microondas con un chorrito de aceite durante 5 minutos y viene a ser lo mismo). De todas formas, las cociné como en este post de las patatas fritas light.

4.Añade medio aguacate cortado.

5.Calienta agua en una olla y cocina el huevo pochè como en este vídeo.

6.Saca la batata y la cebolla del horno y añádelas al plato.

7.Pon el huevo cocinado en el centro del plato.

8.Añade unas cucharadas de la quinoa y un mix de semillas si tienes (yo tengo de sésamo, pipas de girasol y de calabaza)

9.Aliña con sal, limón y aceite de oliva virgen extra (AOVE) y un poco de pimienta negra molida en el huevo.

Listo!

_20160229_005301

Espero que disfrutes de tu Winter Salad como disfruté yo preparándola y más comiéndomela. Bocadillos de besos para todos. Bye!

Maruja Pibón.

Navy+white+burgundy

Etiquetas

, , , , , , , , , ,

DSC_0161

¡Hola a todo el mundo!

En serio, qué ganas tenía de volver a subir post de look que no lo hacía desde noviembre. De este look lo que más me gusta es el abrigo, que dice su dueña (porque me lo prestaron) que según te lo pongas parece una bata o no. El caso es que a mí me encantó combinado con azul marino y añadiéndole un toque de color con el bolso en burdeos. Es un poco como la bandera de UK  pero sin serlo. Me gusta esta combinación oye.

DSC_0135DSC_0152DSC_0269DSC_0186DSC_0147

Otra cosa que me gusta bastante de hacerme fotos aquí es que me he dado cuenta de que Inglaterra es muy fotogénica, o es que será que todavía tengo eso de la novedad, no sé. En cualquier caso, el día no pudo estar mejor: amaneció despejado, hacía sol y no cayó ni una gota en todo el día, ¿se puede pedir más en UK?

DSC_0257DSC_0267DSC_0228DSC_0151DSC_0248DSC_0199

No os engaño, el gorro, el bolso y el abrigo no son míos, pero me gustaron y eso es lo bueno de tener amigas con tu misma talla: el armario comunitario. Es una gran idea. Espero que os guste el look y nos vemos en el siguiente post. Besos!!!

DSC_0207Gorro: Primark / Abrigo: Primark / Jersey: Easy Wear / Jeans: Zara / Shoes: Converse / Bolso: Guess.

¿Y si me caigo? .-¿Y si vuelas?

Etiquetas

, , , ,

Muy lejos de que mi escritura goce de la carga metafórica y siempre soberbia de un escritor de los de verdad, me limitaré a contaros -sin alarde alguno de parafernalia sintáctica y gramatical- lo que he aprendido desde hace unos meses hasta hoy.

Una de mis mejores amigas solía decirme que yo siempre ponía la tirita antes de que saliese la herida. Y tenía razón aunque nunca se lo reconocí.

Ya fuese miedo, reparo, incertidumbre o cualquier otra cosa, mis actos siempre han sido producto de una exhaustiva reflexión y balanza de pros y contras. No quiero decir que el ser reflexivo sea malo, al contrario, sólo que simplemente a veces no arriesgamos por temor a fallar. Sinceramente, siempre me ha gustado y me gusta hacer las cosas bien hechas, y si van a salir mal, mejor no hacerlas. Este es, a mi parecer, uno de los errores de los que más he aprendido, me explico:

En el fondo soy (cada vez menos, creo) una cobarde, lo reconozco, y prefiero saltar sabiendo que hay un abismo cubierto de algodones para sostenerme y no tener que zurcir descosidos a posteriori. Mentira. Esto, sinceramente, es un engaño tremendo. El miedo ese que nos entra de que no nos vayan a salir bien las cosas nos priva de experiencias maravillosas. Quizá no estoy en la misma situación que tú pero sí te puedo hablar de lo que pasa cuando saltas: te sube la adrenalina, te lanzas, desciendes empicado, abres el paracaídas, planeas y ahora prepárate para disfrutar del viaje.

Puede sonar a tópico que la vida es una inagotable fuente de oportunidades para saltar al vacío, ¿pero qué sería de nuestra vida si no corremos el riesgo de vivirla?

El gran salto de mi vida fue salir de España con una maleta y un billete de ida, ya lo sabéis. Yo soñaba con tener esa experiencia de vivir en el extranjero: ver, conocer y nutrirme de lo que el mundo tenía que ofrecerme en el momento en el que decidí salir de mi zona de confort y perseguir aquello que deseaba. Fue simplemente brutal. En estos meses en los que mi vida ha dado un giro de 180º he aprendido a pensar menos y hacer más, que salga bien o mal es lo de menos, pero hacer, arriesgar, probar y equivocarme. Si aprendes, ganas. Si fallas, aprendes. O sea, que ganas.

Decía el Papa Francisco en su última visita a Cuba que un joven que no es capaz de soñar está encerrado y clausurado en sí mismo. Ábrete a soñar, busca horizontes y cuenta tus mayores sueños, habla de las cosas grandes que deseas porque “cuanto mayor es la capacidad de soñar y la vida te deja a mitad de camino, más camino has recorrido” (Papa Francisco)

No puedo más que deciros que fuera de la zona de confort es donde surge la magia. Y que yo la he experimentado. Are you ready?

Screenshot_2015-12-16-10-26-08

 

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.290 seguidores